Visita

Reserva

El viñedo de Château l’Hospitalet se sitúa en una zona fascinante cerca del Mediterráneo. Se trata de un terreno de 1.000 hectáreas de pineda, viña y monte bajo.

Su dueño, Gérard Bertrand, aprendió muy joven con su padre el arte de vendimiar el viñedo familiar. Muy pronto comprendió que su destino estaba en el vino.

Tarifas

Adultos: 13 euros
Menores de 18 años: 7 euros
Gratuito para los menores de 10 años
Oferta exclusiva para los visitantes: descuento del 10% sobre los vinos comprados (excepto lo de oferta)*
*esta oferta no se puede cumular con otras promociones

 

Datos útiles

Le aconsejamos calzado confortable para la visita.
Fechas de visita:
De Junio a Septiembre: a diario (10h30-15h30-17h30)

Octubre-Noviembre: sábados y domingos (10h30 y 15h30)

Oferta exclusiva para los visitantes: descuento del 10% sobre los vinos comprados (excepto los de oferta)*

En conformidad con el artículo L 121-20-4 del código del consumo francés no es posible cancelar ni canjear una visita reservada.

El Grupo Manatour se reserva el derecho de cancelar una visita si el número de participantes es inferior a 10 personas

*esta oferta no se puede cumular con otras promociones

Duración de la visita: 1h30

Datos útiles

 

Gérard Bertrand está a la cabeza de 14 viñedos en los mejores terrenos del Languedoc-Roussillon. Pretende convertirse en un auténtico embajador del Sur de Francia por todos los rincones del mundo y líder de los grandes vinos de su región. El visitante descubrirá con un guía esta propiedad situada en la zona de protegida de La Clape en un territorio con la denominación La Clape Coteaux du Languedoc. A pocos kilómetros de Narbona se penetra en un marco de vegetación idóneo para recargar pilas, pasar buenos momentos y descubrir las bondades de los caldos del Languedoc. Gérard Bertrand realiza diariamente junto con su equipo una tarea de orfebre en cada parcela mimando su viñedo y haciendo que su terreno rinda lo mejor posible. Es consciente de la importancia de preservar el medio ambiente para las generaciones venideras y ha convertido su viñedo en la biodinámica. Ha transformado casi 800 hectáreas para producir vinos de excelencia.

El guía les proporcionará un paseo sensorial a través de las viñas para comprender las riquezas de este maravilloso territorio.

La visita comienza con una presentación del lugar en el que la naturaleza decide, el hombre custodia la viña respetando el medio ambiente y por lo tanto la viña se expresa brindando vinos más deliciosos y poderosos. El guía les llevará, con un vaso Gérard Bertrand en ristre, a descubrir el viñedo y a realizar una degustación en plena viña. A lo largo del paseo, los cinco sentidos se sentirán estimulados. Cierre los ojos y déjese invadir por los aromas a tomillo y a romero, esos aromas que se encuentran en algunos caldos cuyas viñas crecen junto a dichas hierbas del monte bajo. La brisa del mar vendrá a completar el panorama olfativo con el yodo del Mediterráneo. Observe la fauna y la flora durante el paseo y asócielos a este medio ambiente excepcional que es el de los vinos del Hospitalet. El guía les familiarizará a la degustación del Château l’Hospitalet, gran vino blanco de 2017 al tiempo que se contempla un paisaje admirable frente al mar. Es importante sentir la expresión de un territorio a través de un vino, admirarlo, olerlo, catarlo, captar sus aromas, notarlos en el paladar y apreciar su perfecto equilibrio.

Para concluir, el guía les presentará la biodinámica que profesa Gérard Bertrand en 12 de sus 14 viñedos con fines de preservación medioambiental La biodinámica reconstituye la tierra lastimada tras la fuerte utilización de productos químicos, utilizando preparaciones de origen animal, vegetal o mineral. Dichas preparaciones se dispersan en ciertos momentos bien precisos en función de ritmos cósmicos (luna, sol, planetas).

Entrando en la bodega del viñedo del Hospitalet se aprende cómo se elabora el vino y se utilizan las barricas de roble. Partiendo del principio de que todo está ya en la uva, las vinificaciones son menos técnicas y menos intervencionistas, añadiendo menos productos al mosto y al vino. El guía explica las diferencias entre la vinificación de los blancos y los tintos y por qué las mezclas y el embotellado se efectúa en función del calendario lunar. La visita culmina en el magnífico lagar a 12 metros de profundidad, excavado en la roca donde duermen 3.000 barricas con su precioso contenido en vinos del Hospitalet. En este sorprendente y silencioso lugar se comprenden los secretos y las bondades de guardar el vino en barricas.

La viña es el reflejo del medio ambiente. Suelo, clima, aire marítimo, monte bajo, etc. Según Gérard Bertrand “el vino no debe saber a algo sino a un lugar”.